Inicio >> A La Medida >> Control de Corrosion >> El sistema dúplex, una excelente alternativa protección contra la corrosión

El sistema dúplex, una excelente alternativa protección contra la corrosión

El sistema dúplex, una excelente alternativa protección contra la corrosión

Control de corrosión
1 de Agosto de 2017
El  sistema dúplex, una excelente alternativa protección contra la corrosión

El esquema de pintar una superficie metálica que previamente ha sido galvanizada, para proporcionar un mejor sistema contra la corrosión se conoce como sistema dúplex o efecto sinérgico.

El recubrimiento aplicado sobre la superficie galvanizada disminuye la velocidad de sacrifico del zinc y, a su vez, el galvanizado evita que la humedad que se pudiese filtrar a través de la pintura, por diversas razones, como un daño de la película, envejecimiento, cuarteamiento, tizamiento o porque la misma llego al fin de su ciclo de vida útil, afecte el material y lo deteriore.

Por ejemplo, en el caso de que se presente una falla en el recubrimiento (pintura) por la falta de continuidad en la película, defecto conocido como ‘pinhole’ (agujeros), la superficie metálica que este galvanizada eliminara a tiempo la formación de corrosión, porque el zinc actuará como barrera. Cuando el acero no está no galvanizado (protegido con una capa de zinc que se une firmemente al acero), y tienen una pintura convencional, los elementos que generan la corrosión como la impurezas presente en el agua, o el oxígeno presente en el aire llegaran al sustrato metálico y el proceso de corrosión será inevitable. Lo anterior no quiere decir que todos los sustratos metálicos deben ser galvanizados para evitar problemas de corrosión, si el sistema de pintura falla, ya que actualmente existen muchos recubrimientos de alto desempeño y esquemas tricapa (anticorrosivo+barrera+acabado) de pinturas, compuestos por un imprimante o “primer”, en ocasiones con contenido de zinc, o simplemente epóxicos modificados de altos desempeño, que tienen una vida útil de quince años o más.

La doble protección cobra más importancia al considerar que actualmente la mayoría de las estructuras metálicas galvanizadas se utilizan en obras de construcción e infraestructura como puentes, edificios, bodegas, cubiertas y carrocerías, las cuales deben soportar factores extremos de corrosión; además, que muchas veces, por costos, la industria no invierte en recubrimientos de alto desempeño o esquemas tricapa, y prefiere sistemas de dos capas.

El  sistema dúplex, una excelente alternativa protección contra la corrosión

Las ventajas de utilizar sistema dúplex son:

  • Mayor resistencia de la corrosión: que traduce en una mayor vida útil de la estructura metálica.
  • Efecto de sinergia: la protección contra la corrosión es de 1,5 a 2,5 veces más que la suma de toda la vida del galvanizado; por ejemplo, si la duración proyectada de una pieza galvanizada es de 40 años y la de la pintura es de 10 años, el sistema combinado debe durar por lo menos 75 años.
  • Sistemas económicos: al reducir los costos de mantenimiento se alarga el ciclo de vida útil de la estructura, antes del primer mantenimiento.
  • Repintado sencillo: cuando sea necesario realizar el mantenimiento del recubrimiento, por pérdida de color o brillo debido a los agentes atmosféricos, la superficie expuesta puede ser repintada con mínima preparación.
  • Estética: cuando se requiere que el galvanizado no quede con su aspecto gris metálico, sino que por necesidades estéticas o requerimientos de diseño sea necesario darle color.
  • Seguridad industrial: el sistema dúplex permite adaptar las estructuras galvanizadas a la normatividad y exigencia de color de cada industria; por ejemplo, para las torres de comunicación, que por legislación aeronáutica deben pintarse de color naranja y blanco.

El  sistema dúplex, una excelente alternativa protección contra la corrosión

Selección del Recubrimiento

Es claro que se debe elegir una buena preparación de superficie para crear el perfil de anclaje adecuado sin afectar el galvanizado del acero, e igualmente es importante elegir un adecuado sistema de pintura, compatible con el galvanizado, con el fin de crear un sistema dúplex exitoso. han utilizado con éxito diversos tipos de recubrimientos sobre acero galvanizado y muchos dependen de la formulación del fabricante; sin embargo, algunos tipos de pintura no se adhieren adecuadamente al acero galvanizado, o se adhieren o funcionan parcialmente, pero, con el tiempo, reaccionan al galvanizado y ocasionan problemas de desprendimiento.

Para lograr una buena interfaz (galvanizado + pintura) es importante conocer las características de los tipos de pintura más comerciales. Cada formulación es única en un recubrimiento y cada una exhibe características que pueden afectaro no, el uso del acero galvanizado. En este sentido, es importante solicitar información técnica al fabricante para documentarse sobre el alcance que tiene el recubrimiento y la garantía que otorga sobre el galvanizado.

véase cuadro: Ventajas y desventajas de los diferentes recubrimientos para galvanizado

Utilizar el sistema dúplex, genera mayor protección contra la corrosión incluso más que si se utilizará un solo sistema por separado a su vez, es el más efectivo cuando se necesita alta durabilidad y un mantenimiento esporádico en las estructuras.