Inicio >> A La Medida >> Control de Corrosion >> Cómo la corrosión puede afectar sus estructuras de acero

Cómo la corrosión puede afectar sus estructuras de acero

Cómo la corrosión puede afectar sus estructuras de acero

Control de corrosión
1 de Agosto de 2017

El acero es el metal más ampliamente utilizado para la fabricación de estructuras como por ejemplo, puentes, estanques, casco de buques, etc. Si nos referimos al origen electroquímico de la corrosión, veremos que en un mismo metal hay áreas que poseen un distinto potencial eléctrico.

La palabra “corroer” se deriva del latín “corrodere”, que significa “roer las piezas”. El fenómeno se define como la transformación de un material debido a reacciones químicas o electro químicas con el medio que lo rodea, lo cual produce un deterioro del material y de sus propiedades.

La corrosión de metales es también considerada una oxidación acelerada y continua que desgasta, es decir, que para que exista el fenómeno de corrosión tiene que haber un proceso de oxidación previo; es decir, el proceso se caracteriza por ceder electrones del elemento que se oxida al elemento oxidante.

El conocimiento del dato de corrosión atmosférica a largo plazo (10, 20 ó más años) constituye una información de enorme interés para los ingenieros de diseño y expertos en corrosión a la hora de realizar distintos cálculos de ingeniería de la estructura y dictaminar las medidas más adecuadas de protección anticorrosiva.

Existen varios tipos de corrosión que se deben tener en cuenta

Atmosférica

De todas las formas de corrosión, la Atmosférica es la que produce mayor cantidad de daños en el material y en mayor proporción. Grandes cantidades de metal de automóviles, puentes o edificios están expuestas a la atmósfera y por lo mismo se ven atacados por oxígeno y agua.

Industriales

Los ambientes industriales contienen una gran cantidad de partículas aerotransportadas, lo que produce un aumento en la corrosión.

Marinos

Esta clase de ambientes se caracterizan por la presencia de clóridro, un ión particularmente perjudicial que favorece la corrosión de muchos sistemas metálicos.

Rurales

En estos ambientes se produce la menor clase de corrosión atmosférica, caracterizada por bajos niveles de compuestos ácidos y otras especies agresivas.

Galvánica

La corrosión Galvánica es una de las más comunes que se pueden encontrar. Es una forma de corrosión acelerada que puede ocurrir cuando metales distintos (con distinto par redox) se unen eléctricamente en presencia de un electrolito (por ejemplo, una solución conductiva).[1]

Las estructuras en la intemperie expuestas a altas temperaturas, a la humedad y el agua de mar, son los factores que más provocan frecuentemente corrosión de metales.

El mantenimiento de estas estructuras no es rentable para ninguna empresa, ya que la corrosión se produce en cortos periodos de tiempo, es por esto que un sistema dúplex (galvanización) es el ideal para tener una mayor resistencia.